El pensamiento de José saramago

Revista Literaria Galeradas. el pensamiento de José Saramago

 Reseñado por Ana María Leyra Soriano

Revista Literaria Galeradas. el pensamiento de José SaramagoEL PENSAMIENTO DE JOSÉ SARAMAGO. Ser humano, Dios y Sociedad

Asunción Muñoz

Editorial Adarve, col. Ensayo 2000, 271 pag.

            Cuando uno encuentra un libro sobre un autor de la categoría literaria y moral de José Saramago se acerca a él lleno de expectativas. Pues bien, el libro que nos ocupa, del que quiero hablar, no las defrauda en absoluto.

            Su orientación es muy clara y muy ambiciosa: dar cuenta del aspecto filosófico que alienta en sus novelas; acompañar al lector en el descubrimiento de todo un mundo de valores que para el autor, para el premio Nobel portugués, configuraban  lo que debería llamarse un ser humano.

La autora lleva a cabo de manera a la vez sutil y enormemente cercana ese acompañamiento en la lectura que todos deseamos al acercarnos al estudio de un escritor. Es una manera de mostrar al lector las líneas de fuerza de un pensamiento que nace y se desarrolla en la literatura, pero que destila los aspectos sociológicos, éticos, políticos y estéticos que configuran ese amplio campo que los acoge, llamado filosofía. <<… en mi opinión –dice– , a partir de una captación estética, poética, de carácter natural e instintivo, Saramago llegó, por empatía con los otros, a tomar conciencia de los problemas sociales. Y de ahí debe derivarse, pensaba, el paso a la acción, la no resignación hacia las dificultades y la lucha por la justicia: Incluso a pesar del íntimo convencimiento  realista de que tal vez no sea posible cambiar las cosas, el hombre debe actuar como si lo fuera. Hay un toque kantiano notable en la personalidad de Saramago.>>(p. 31)

La intención de la obra es, tal y como declara en la breve introducción: <<…entresacar su pensamiento, sin dejarme llevar en lo posible por su magnífica literatura, algo semejante a lo que había hecho durante tantos años de docencia y estudio con los grandes filósofos. Y ello porque Saramago era, sin duda para mí, un filósofo.>>(p.10) Toda una vida dedicada a la enseñanza de la filosofía establece los intereses casi biográficos de la autora. Se trata de “enseñar” al lector a reconocer los valores que el libro, cada uno de los libros de Saramago que se comentan, encierra, revestidos de las diferentes historias que dan lugar al argumento. Y son todas las novelas aludidas en este estudio las que proporcionan los distintos materiales que se presentan para su reconocimiento y análisis.

Dividido en tres grandes apartados: El concepto de ser humano, El concepto de Dios y El concepto de Sociedad, el libro nos muestra la manera en que el novelista aborda la inapreciable tarea de, más allá de entretener, hacer pensar, señalar conflictos, contradicciones y posibilidades inherentes a los hombres y mujeres de todas las épocas.  Atendiendo al marxismo coherente del autor, nos queda muy claro de qué modo la dignidad se constituye en la directriz para cualquier relación entre los seres humanos. Actuar, llevar a cabo las propias convicciones para favorecer al otro, para paliar los efectos de las diferencias de clase resulta el modo evidente de comportamiento para llegar a ser un verdadero hombre y un ciudadano.

La autora, Asunción Muñoz, nos habla de cómo la finitud, la nada, la soledad, la pregunta por el sentido del propio ser, son todas ellas cuestiones que la filosofía aborda y que el novelista instala en el corazón de sus obras haciendo de sus ficciones el espacio propio de la vida al tiempo que un reclamo para el pensamiento y la reflexión. Porque se trata de un pensamiento filosófico que no se arredra ante los desafíos de la modernidad y que pretende dar cuenta no sólo de problemas ontológicos o metafísicos, sino también enormemente presentes en la sociedad contemporánea:  <<La visión económica –nos dice la autora–  es y ha sido siempre prioritaria sin lugar a dudas.

El tiempo lo ha demostrado cada vez más claramente: Bajo la misteriosa denominación de LOS MERCADOS, el ser humano se ve más y más dominado y empobrecido por la ambición de unos cuantos que detentan el poder: Saramago lo describía acertadamente el 29 de octubre de 2008 en su blog, con la pregunta ¿Nuevo capitalismo?, afirmando que hay que transformar radicalmente el orden económico mundial en que vivimos.>>(p.235) Y con LOS MERCADOS y el dominio aplastante del capitalismo, la carrera tecnológica, el dominio de la técnica sobre el hombre también se resalta en el texto con referencia al pensamiento saramaguiano expuesto en una de sus novelas La caverna: <<La carrera tecnológica se ha acelerado tanto que lo que nos vinimos jugando durante años ahora nos lo jugamos en semanas o en días, de pronto el futuro se ha acortado.>>(p. 256)

Si una palabra pudiese resumir la obra de José Saramago quizá debería ser la palabra lucidez. Y es precisamente ese el empeño que alienta en las páginas de este libro que resulta una invitación, clara y precisa por parte de la autora, a una lectura  también lúcida de unas novelas, de una escritura que es un compromiso moral con la sociedad, más allá de las circunstancias de cualquier época.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*